Las cenizas volvieron a Buenos Aires

image_pdfGuardar en PDFimage_printImprimir

BUENOS AIRES – Debió cancelarse un centenar de vuelos en Ezeiza y en Aeroparque, y se declaró una alerta vial en las principales rutas de la provincia

La cancelación de un centenar de vuelos en Aeroparque y en Ezeiza y miles de pasajeros varados fueron ayer las consecuencia del sorpresivo regreso de las cenizas del volcán Puyehue al centro del país.

Desde temprano, una gran nube cubrió la Capital y parte de la provincia de Buenos Aires como pocas veces se había visto desde que el volcán Puyehue entró en erupción hace ya cinco meses. El denso manto gris les recordó a los porteños que este volcán, ubicado en Chile, a la altura de Villa La Angostura, sigue emanando cenizas y que el grave problema que se sufre en el sur del país está aún lejos de haberse solucionado.

Al principio parecía una neblina matinal, pero después del mediodía la nube de cenizas se tornó más densa, cubrió por completo el cielo y comenzó a dejar rastros de polvo sobre las superficies. El viento del Sudoeste, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), trajo los residuos de este fenómeno que ya había producido trastornos los días anteriores en las provincias de Río Negro y Neuquén.

«¿Che, pero este volcán sigue largando humo?», preguntó un taxista mientras observaba con incredulidad cómo los edificios del centro porteño aparecían semiocultos en una nube. Los inconvenientes en los vuelos fueron la primera señal de que el notable fenómeno no se trataba de una simple neblina. Por la mañana, Aerolíneas Argentinas ya había suspendido tres vuelos, mientras que LAN Argentina adelantó temprano en un comunicado que las operaciones «estaban afectadas» por el fenómeno volcánico.

Más tarde, ambas compañías informaron del cese de las operaciones, en un primer momento sólo en el Aeroparque. El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, confirmó la suspensión de vuelos poco antes del mediodía. «Todas las compañías que operan en Aeroparque han cancelado sus operaciones. Necesitamos que la nube de cenizas pase», comentó el funcionario. «Debido a esta situación, LAN Argentina se encuentra analizando la información oficial que recibe actualizada y ha dispuesto no operar sus vuelos hasta tanto las condiciones sean favorables y resulten compatibles con los máximos estándares de seguridad de la compañía», expresó esa empresa en un comunicado. A última hora de la tarde también dejó de operar Ezeiza y anoche había algunas cancelaciones en el aeropuerto de Córdoba.

Para informarse sobre el estado de los vuelos, LAN sugirió ingresar en www.lan.com o bien consultar telefónicamente en el 0810-9999-526. En Aerolíneas Argentinas, los pasajeros pueden chequear sus vuelos en www.aerolíneas.com.ar o por el 0810-222-86527. De disiparse hoy las cenizas, es probable que haya demoras por la reprogramación de los vuelos cancelados ayer.

También por las cenizas hubo problemas en el tránsito. Las autoridades nacionales difundieron una «alerta vial» para rutas de la provincia de Buenos Aires. En la autopista que une la Capital con Cañuelas y en las rutas 2, 8, 12 y 33, la Agencia Nacional de Seguridad Vial recomendó «no detenerse ni utilizar las balizas, circular a 25 kilómetros por hora y aumentar la distancia de seguridad entre vehículos» a causa de la escasa visibilidad.

El pronóstico del SMN indicaba para hoy una intensidad moderada de los vientos y probabilidades de lluvias que podrían aplacar las cenizas en suspensión.

El volcán chileno Puyehue no dejó de emitir cenizas en diferentes proporciones desde que entró en erupción el 4 de junio pasado. El fenómeno afecta, sobre todo, a la Argentina y casi nada a las localidades chilenas vecinas, dado que la rotación de los vientos habitualmente es de Oeste a Este y empujan los residuos hacia el territorio argentino.

Sin embargo, en las últimas horas, el volcán no estaba generando mayores emisiones, aunque los vientos muy fuertes en la zona patagónica habrían levantado el material volcánico depositado en tierra. Las ráfagas de hasta 80 kilómetros por hora que alzaron la ceniza provocaron nuevos trastornos en los vuelos del aeropuerto de Bariloche y obligaron a las autoridades a cerrar rutas en Río Negro y en Neuquén por la nula visibilidad. El cierre afectó en esta última provincia a la ruta nacional 237, entre la capital neuquina y la intersección con las rutas 40 y 231, en el sur provincial. Los paredones de ceniza que se fueron formando tornaron nula la visión y provocaron dos accidentes en cercanías de Villa Llanquín, y otros dos sobre la ruta 231, en Neuquén. En ninguno de los casos hubo heridos de gravedad.

Fuente: Lanación

Enlace permanente a este artículo: https://cataratashoy.com.ar/las-cenizas-volvieron-a-buenos-aires/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.